Cientos de neoyorquinos acudieron a la «Marcha de Jericó» en el puente Brooklyn

A finales de julio, cientos de neoyorquinos participaron en la «Marcha de Jericó» en el puente de Brooklyn; entonando todos a una voz la popular canción “Waymaker”.

El evento, que comenzó en Cadman Plaza Park, Brooklyn, y terminó en el Ayuntamiento; fue inicialmente promovida para pedir reformas a la policía, la atención médica y la educación

La Asociación de Sargentos Benevolentes (SBA, por sus siglas en inglés) y un sindicato policial en la ciudad de Nueva York, también se unieron a la marcha.

El obispo Gerald G. Seabrooks de la Catedral de Rehoboth en Bedford-Stuyvesant dijo a Kings County Politics en una entrevista sobre el significado bíblico de Jericó.

«Nuestra ciudad necesita a Dios»

«Los muros de Jericó en nuestra ciudad deben derrumbarse. Vemos los muros del odio, vemos los muros de la brutalidad policial, vemos los muros de la mala educación… Nuestra ciudad necesita a Dios”, dijo Seabrooks.

«Esta es una comunidad que respeta a la policía y quiere la paz», dijo el presidente de la SBA, Ed Mullins, a Gothamist sobre por qué se unieron a la marcha. «La policía es la línea divisoria para mantenerlos a salvo».

Los vídeos de la marcha en redes sociales se han vuelto virales. El clip ha acumulado más de 1 millón de visitas en varias plataformas.

Mientras cientos cruzaban el icónico puente, oficiales de policía de Nueva York, tanto jubilados como en servicio; también se unieron y fueron vistos con camisetas azules a juego.

Kings County Politics informó que diferentes grupos de manifestantes inicialmente comenzaron en lados separados entre sí, pero se unieron mientras caminaban por la rampa para subir al puente.

Helicópteros y patrullas policiales despejaron un camino en el puente para que los manifestantes caminaran pacíficamente. Cuando los oficiales llegaron al lado de Manhattan del puente, fueron recibidos por los manifestantes de Occupy City Hall que incitaron a enfrentamientos con la policía.

Según los informes, los manifestantes permanecieron en la bahía de anuncios en la rampa durante 30 minutos y lo usaron como una oportunidad para orar en voz alta. Mientras oraban, los oficiales arrestaron a 35 violentos manifestantes del Ayuntamiento de Occupy.

«En primer lugar, estás protestando contra Dios», dijo Tony Herbert, líder de la comunidad y uno de los organizadores de la «Marcha de Jericó» en respuesta a la violenta protesta. “Al final del día, se trata de neoyorquinos, todos neoyorquinos, y nadie debería estar en posición de bloquear eso. Así que estamos bien, no estamos disuadidos».

«No hay paz sin el Príncipe de la Paz»

Una vez que las cosas se calmaron, la «Marcha de Jericó» se reunió frente a un escenario construido encima de un flotador donde celebraron un servicio al aire libre. Gritaron: «No hay paz sin el Príncipe de la Paz».

El líder de Progressive ActionTramell Thompson, ayudó a organizar el evento con la United Clergy Coalition y luego se dirigió a Facebook para compartir el evento. Dijo que encontró que el tiempo del ministerio era extremadamente poderoso, pero que estaba confundido por algunos agentes de policía que pensaban que la marcha era una movilización de «Blue Lives Matter».

Hay fotos de oficiales uniformados tomando fotos y manifestantes a favor de la policía.

La jefa de policía de Nueva YorkJudith Harrison, habló en un mitin posterior y dijo que los contra-manifestantes de Black Lives Matter no podían detener la marcha.

«¿Sabes por qué no nos detuvieron?» Harrison declaró, «por el poder de la oración».